"-¿Quieres decirme, por favor, qué camino debo tomar para salir de aquí?-
-Eso depende mucho de a dónde quieres ir - respondió el Gato.
-Poco me preocupa a dónde ir - dijo Aliciia.
-Entonces, poco importa el camino
que tomes - replicó el Gato-"



lunes, 30 de noviembre de 2009

 (Por ayer)
Dicen que a través de las palabras, el dolor se hace más tangible. Que podemos mirarlo como a una criatura oscura. Tanto más ajena a nosotros cuanto más cerca la sentimos. Si uno de estos pequeños granitos enferma, el resto del organismo enferma también. Pero yo siempre he creído que el dolor que no encuentra palabras para ser expresado es el más cruel, más hondo… el más injusto.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
(Por hoy)
Mi mamá siempre me hablaba mucho del cielo, le gustaba ver las nubes por el día, y las estrellas por la noche, sobretodo las estrellas. A veces hacíamos un juego, un juego que se llamaba "¿Qué hay más allá del cielo?". Nos imaginábamos la oscuridad o una luz cegadora o algo que no sabíamos como llamar. Pero claro, era solo un juego, no hay nada más allá del cielo; el cielo es el cielo y es interminable, y hacemos todos nuestros juegos debajo de él.
(Mamá y yo)

9 comentarios:

  1. Que linda bebita eras, me encanta esta entrada, quien sabe lo que habra detras, eso solo depende de nuestra imaginacio, no le pongas limites.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. ...y mañana?

    de pronto el cielo juegue con nosotros, nos de charcos para saltar y gotas que disimulen la tristeza de cada cual; obviemos lo gris y veamos los colores del arcoiris...

    buenos vientos .-.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto... El cielo es el cielo, pero en su infinidad puedes perderte o encontrarte... Y si lo aceptas para ti puedes hacer tus juegos en él...

    Gracias por darle lustre al ZapatitoCochinito... Tu escribes, yo leo...

    Saludos,

    Andrupi

    ResponderEliminar
  4. gracias x el comentario 1 ser 1 ra sen seguir eeeeeeeee y las estrellas son infinitas como tu sueños ,como el amor verdadero , como lo que te hace sonrreir cuidate saludos

    ResponderEliminar
  5. Esos momentos tan bellos debalo del cielo ...eso estubo muy bueno

    ResponderEliminar
  6. Me encanto lo 1ro, es muy cierto!
    Lo que hacias con tu mami era muy tierno :)
    Uno cuando es pequeño imagina tantas cosas. :/
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Tangible? Para eso no hace falta ponerlo en palabras...si te duele la muela, podés tocarla y es perfectamente tangible!

    El otro dolor...para mí son patrañas, hablar de él permite entenderlo, pero sigue siendo intangible como todo sentimiento.

    Ah, y los juegos son tan interminables como el cielo! Siempre se puede inventar uno nuevo.

    Saludos!

    ResponderEliminar